Cebollas encurtidas

En mi cuenta de redes sociales, les comentaba que nos surgió una emergencia y salí de casa por unos días. Antes de irme hice un rápido inventario de lo que tenía en la nevera y en las canastas de vegetales, para ver qué podía congelar y qué aguantaría unos días sin dañarse. Rápidamente pensé en no botar y una de las soluciones fue conservar estas cebollas encurtidas hasta mi regreso.

Ingredientes para preparar cebollas encurtidas:

  • Cebollas (para esta preparación usé 3 cebollas moradas no muy grandes)
  • Agua caliente (y un tazón o una olla)
  • Vinagre (para esta preparación usé vinagre blanco)
  • Orégano seco al gusto
  • Sal al gusto
  • Otros: Además necesitarás un colador

Procedimiento para preparar cebollas encurtidas:

  1. Cortar las cebollas en julianas o tiras delgadas y que tengan más o menos el mismo grosor.

  2. Mientras cortas las cebollas, calienta suficiente cantidad de agua para cubrir esa cantidad de cebolla que estás cortando. Me gusta usar la tetera para calentar agua, pero también se puede calentar en una olla y cuando empieza a hervir, se apaga.

  3. Coloca las cebollas cortadas en julianas o tiritas en un tazón y agrégale el agua caliente hasta que queden cubiertas. También, si calentaste el agua en una olla, agrega las cebollas cortadas al agua caliente. Se dejan allí reposando y sumergidas por unos 10 minutos.

  4. Después de este tiempo, pasa las cebollas por un colador y espera hasta que se refresquen.

  5. En un frasco de vidrio (que tenga tapa y esté muy limpio o esterilizado), coloca en el fondo un poquito de sal y orégano, agrega un poco de las cebollas y le pones vinagre hasta que queden cubiertas. Repite el procedimiento (sal, orégano, cebollas y vinagre) hasta que termines la cantidad de cebollas.

  6. Tapa el frasco muy bien y guarda en la nevera.

  7. ¡Y listo!. Disfruta combinando con tus platos favoritos. Lo preparo de un día para el otro o en la mañana para la hora de cenar. En casa nos gusta acompañar carnes, ensaladas y vegetales con estas cebollas encurtidas. 

 

Cortar en tiras delgadas.

 

Agregar agua caliente y esperar 10 minutos.

 

Colar y dejar refrescar.

 

En un frasco de vidrio bien limpio, agregar sal y orégano, luego una parte de las cebollas y vinagre.

 

Repetir: Sal, orégano, cebollas y vinagre hasta acabar con las cebollas.

 

Guardar tapado en la refrigeradora.

 

Combina con tus ensaladas favoritas.

 

Combina con tus platos favoritos para un toque diferente.

 

 

Ojalá te animes a preparar en casa estas cebollas encurtidas. Sígueme en Instagram @vidaverdementa y verás un poco más de mí, además de datos, ideas e información adicional (sobre todo en las historias). Si deseas escribirme, utiliza el formulario de contacto (me llega un email directo) y no olvides suscribirte a mi lista de email.

Nos vemos pronto aquí.

También te puede interesar:

Repollo fermentado | Chucrut

Sazonador casero

Pesto de albahaca

Si te gustó esta entrada, puedes compartirla utilizando los siguientes botones: