Desintoxicarnos, pero ¿de qué? PARTE II

En mi entrada anterior (puedes leerla aquí) les comentaba sobre algunas formas por medio de las cuales nuestros cuerpos se ven expuestos a contaminantes y toxinas presentes en nuestro medio ambiente y entorno muy cercano (edificios, restaurantes, oficinas, nuestro hogar,  y lugares que más frecuentamos). Lastimosamente las posibles fuentes de productos tóxicos no terminan allí ya que también podemos ingerirlos en nuestros alimentos, en el agua que bebemos y en los productos de cuidado personal y cosméticos que utilizamos a diario.

Se supone que nuestro cuerpo es una Creación Perfecta y tiene la capacidad de desintoxicarnos de las toxinas que ingerimos y las que producimos como resultado de los procesos internos del cuerpo; sin embargo debemos estar consientes de lo que estamos consumiendo en nuestros alimentos y en los productos de cuidado personal que colocamos en nuestra piel para poder tomar las mejores en beneficio nuestro y de nuestra familia.

Pesticidas

Los pesticidas han sido relacionados con un menor conteo de esperma en los hombres y la acumulación de xenoestrógenos en las mujeres los cuales son productos químicos falsos que engañan al cuerpo para que y se hacen pasar por estrógenos genuinos. Son más poderosos que los que producen nuestros ovarios por lo cual pueden provocar un desequilibrio en nuestras hormonas femeninas y causar síntomas de síndrome pre-menstrual, mamas fibroquísticas, endometrosis, sin mencionar otras enfermedades más graves.

Los pesticidas no solamente están presentes en nuestras frutas, vegetales y verduras, sino también el la comida de los animales que nos proveen de su carne. Estos pesticidas se acumulan en los tejidos grasos de los animales que luego nos comemos.

El problema principal con los pesticidas es que aunque nuestro cuerpo está diseñado para eliminar toxinas, cuando los pesticidas no se descomponen y no son eliminados, van a parar a los tejidos adiposos (grasa) de nuestros cuerpos. Por favor ten en consideración que entre los tejidos adiposos de nuestro cuerpo están el cerebro, las mamas y la próstata; por lo que el depósito de toxinas en estos puntos pueden traer graves consecuencias de salud como enfermedades neurológicas, enfermedades de mamas y de próstata.

Por favor saca una cinta de medir, papel y lápiz y toma nota de la medida de tu circunferencia abdominal la cual, según los especialistas en salud, debe ser en las mujeres menos de 88 centímetros (34 pulgadas) y en los hombres menos de 102 centímetros (40 pulgadas). Lleva este número a tu médico en tu revisión anual y si necesitas bajar de peso, busca una fórmula saludable que te permita mover y eliminar la grasa que sobra porque además de causar problemas de salud, también es el lugar ideal donde se alojan algunas sustancias tóxicas peligrosas y te pueden causar más problemas (y graves) de salud.

Aguas

Al final del ciclo, con la ayuda de las lluvias, la mayoría de las sustancias químicas presentes en el aire y los pesticidas/fertilizantes en la tierra, terminan contaminando las aguas de ríos y lagos que en algún punto se encuentran con la toma de agua para potabilizar. Se añade cloro al agua para matar los microorganismos, pero no se eliminan los virus y los parásitos. Esa agua viaja hasta nuestras casas por tuberías (de vieja o de nueva data) y sale por nuestros grifos y la utilizamos entre otras cosas para beber, cocinar, cepillarnos y bañarnos; todas estas actividades relacionadas con la salud e higiene del cuerpo. 

En nuestro país siempre nos dicen que tenemos una excelente calidad de agua en el grifo y que supuestamente es de las mejores del mundo. Para determinar qué tan adecuada (para beber) es el agua que sale en el grifo de nuestras casas, se deberían hacer las pruebas al agua justo allí, ¡sí! en ese punto, a la salida del grifo; ya que en otros lugares hay evidencia de la presencia de cloro, cloroformo y metales pesados en el agua del grifo en cantidades no aptas para el consumo humano.

Productos de cuidado personal y cosméticos

Busca en tu baño los productos que utilizas en tu rutina diaria de higiene y cuidado personal y también saca tu bolsita de maquillaje para verificar la presencia de alguno de los siguientes ingredientes tóxicos y si es posible márcalos o ráyalos con un piloto para que puedas identificar los productos de tu baño que tienen sustancias nocivas (lo más probable es que necesites una lupa porque la letra es demasiado pequeña en muchos casos). Algunos de estos ingredientes se pueden encontrar en productos como: champú, jabón, productos para bebés, pintura de uñas, tintes para el cabello, gomas para pestañas falsas, humectantes, geles para el cabello, desodorantes, lociones, maquillaje,  espumas de baño, entre muchos otros productos. Muchas de estas sustancias no aparecen como tal en la lista de ingredientes de tus productos, pero pueden estar contenidas en las fórmulas

  • Alquitrán de hulla (coal tar): Se presenta con el nombre de un color y un número.
  • DEA / TEA / MEA: Se usa como emulsificante en champú y jabones.
  • Etoxilados y 1,4 Dioxina: Nunca aparece en la lista de ingredientes pero han encontrado presencia de esta sustancias nocivas hasta en jabones de bebés.
  • Formaldehído: Productos para las uñas, tinte de cabello, champú y otros productos.
  • Fragancia / Perfume: Esta palabra esconde químicos como ftalatos.
  • Oxibenzona: Es un dañino producto químico; búscalo en tu protector solar, hidratantes, bálsamo de labios, lipsticks y perfumes.
  • Mercurio: Se ha encontrado en máscaras de pestañas y puede estar presentes en algunos alimentos.
  • Aceite mineral: Producto del petróleo, se usa en aceites de bebés, geles para el cabello y humectantes.
  • Parabenos: Utilizado como preservantes en muchos productos.
  • Ftalatos: Presente en desodorantes, perfumes, lociones y otros productos.
  • Extracto de placenta: Se encuentra en productos para el cabello, pero es relacionado con problemas endocrinos.
  • Siliconas: Hace que los productos se perciban más suaves, pero no son biodegradables y evitan que la piel respire.
  • Talco: Se parece al asbesto en su composición y se encuentra en polvo de bebés, sombras y colorete de maquillaje y desodorantes.
  • Tolueno: Presente en productos para el cabello y uñas.

 

Recomendaciones

La idea es convertirnos en compradores responsables e inteligentes, siendo un poco más cuidadosos y no saturando a nuestro cuerpo de toxinas si podemos evitarlas con la información adecuada. Puedes ir poco a poco y empezar por alguno de los siguientes puntos que esté dentro de tus posibilidades:

  • ¡Leer las etiquetas! Que sea un hábito antes de elegir y comprar un producto.
  • Tratar de consumir vegetales y productos orgánicos (si puedes consigue huevos de patio). Si es posible consumir pollo de corral y res de libre pastoreo.
  • Invierte un poquito en un sistema para filtrar el agua del grifo (al menos para beber y cocinar). hay compañías que brindan la asesoría y hacen algunas pruebas para que verifiques el agua de tu casa antes y después del sistema de filtración.
  • Evitar los alimentos procesados ya que debes recordar que están llenos de químicos. Ese tema está especial para dedicarle una entrada, espérala pronto. Les avisaré por Instagram cuando la suba.
  • Reemplaza las ollas y sartenes de teflón en las cuales el mismo teflón ya está rayado o el recubrimiento está deteriorado.
  • Trata de encontrar un detergente para ropa que no sea nocivo para tu piel y que sea amigable con el medio ambiente (biodegradable).
  • Usa un desodorante libre de aluminio.
  • Busca mejores opciones de productos para el cuidado personal (libres de químicos dañinos). Personalmente he probado algunos que no me han brindado los mejores resultados, pero he descubierto otros que sí funcionan muy bien. Mis descubrimientos se los haré saber aquí en este blog y las fotos en el Instagram.
  • Evita los desodorantes ambientales con sustancias dañinas, los paños con suavizante para la secadora de ropa y los insecticidas con DEET.
  • Cuidado con los pañales desechables, protectores diarios, tampones y toallas sanitarias ya que contienen sustancias tóxicas que colocamos o introducimos en el área genital que es tan delicada. Busca una opción que no contenga químicos peligrosos. En Instagram les mostraré algunas opciones que he encontrado.
  • Si necesitas bajar de peso y eliminar grasa y toxinas, por favor busca un método adecuado y un sistema saludable para bajar de peso, eliminar toxinas y recuperar fuerza y salud (mira en esta entrada algunas recomendaciones generales sobre las consideraciones que debes tener antes de depositar tu confianza y dinero para buscar salud).
  • Toma agua (preferiblemente filtrada) en la cantidad adecuada para tu cuerpo y estado de salud.
  • Por favor, ¡duerme bien!.
  • Aprende ejercicios de respiración para practicar durante el día.
  • Evacúa el intestino todos los días.
  • ¡Suda! y realiza actividad física.
  • Regálate 5-10 minutos de sol (antes de las 10am o después de las 4pm) para apoyar a tu sistema inmunológico.
  • Cuida la salud de tu hígado y riñones porque son muy importantes en el proceso de desintoxicarnos, al igual que la piel y los pulmones.
  • Mantén una actitud positiva hacia la vida, disfruta vivir y agradece a Dios por todas Sus bendiciones.

No podemos vivir en una burbuja, y no creo que debemos entrar en pánico porque posiblemente las frutas y vegetales que comemos están bañados en pesticidas y los productos de nuestro baño y de la bolsita de maquillaje tienen sustancias peligrosas en diferentes proporciones. Lo primero es estar claros e identificar las toxinas que nos estamos comiendo y colocando en la piel (y en la de nuestra familia) a través de los mismos productos que compramos para cuidarnos y arreglarnos guapos y bonitas; y luego hacer poco a poco los ajustes que estén dentro de tus posibilidades para procurar nuestra salud y la de nuestra familia.

Espero que te resulte interesante esta entrada y la compartas con tus papás, familia y con los que más quieres. Si vas a buscar un especialista que te guíe para aprender a desintoxicar tu cuerpo de las toxinas acumuladas por años, pregúntale cómo vas a eliminar todo lo que listamos hoy y en la entrada anterior, y si no te brinda un sistema adecuado de alimentación, los suplementos que realmente necesitas, actividad física adaptada a tu condición y necesidades, técnicas de respiración/relajación para disminuir el estrés diario y una asesoría de todos los alimentos y productos que debes evitar (y las razones de por qué hacerlo), mi recomendación es que busques a otro especialista que sí te pueda brindar una asesoría integral para desintoxicar tu cuerpo y recuperar salud. 

Recuerda seguir la cuenta de Instagram @vidaverdementa porque allí te avisaré cuando suba una nueva entrada.

Gracias por leerme. Nos vemos pronto aquí.

 

Comente :

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.