Día Mundial contra el Cáncer

El 4 de febrero es observado por tres organizaciones mundiales como el Día Mundial contra el Cáncer con el objetivo de “fomentar medidas destinadas a reducir la carga mundial de esta enfermedad” (fuente: Naciones Unidas). En nuestro país vemos como cada año el Hospital Oncológico, la CSS y los hospitales privados atienden a más y más pacientes porque los casos van en aumento. Pero realmente, ¿Qué es el cáncer y qué lo provoca?.

El cáncer es el crecimiento descontrolado de células que se van acumulando hasta formar un tumor que invade el área alrededor y también llegar a uno o varios órganos lejanos del punto inicial, que es lo que conocemos como metástasis. Ya a estas alturas en el año 2016, es ampliamente conocido que el cáncer es provocado por nuestro propio estilo de vida y la contaminación ambiental. Existe un componente de nuestra historia familiar que no podemos ignorar, ya que existen algunos tipos de cáncer que son más tendientes a aparecer en futuras generaciones.

Pareciera que ya nos acostumbramos a escuchar que cada año el cáncer va en aumento; pero las personas que hemos vivido muy de cerca el dolor, el sufrimiento, la incertidumbre, el amor, la fe y la esperanza que vienen con un diagnóstico de cáncer, podemos tener una dimensión de lo que hoy en día significa estar o tener un familiar en tratamiento para luchar contra esta enfermedad.

Si leíste un pedacito de mi historia y el árbol genealógico, sabes que tanto mi padre como mi madre padecieron de esta enfermedad. Ambos fallecieron muy jóvenes, se me fueron muy rápido al cielo y no pude disfrutarlos más tiempo; pero como todo lo que nos sucede en esta vida, hay un propósito Divino en cada situación difícil que nos toca superar.

Hace un par de años tomé la decisión de apegarme a un estilo de vida que me provea las herramientas para que mi cuerpo se mantenga saludable los pocos o muchos años que me correpondan vivir en esta Tierra. He descubierto que me encanta el tema y he procurado consultar con quienes saben mucho del tema: doctores, health coaches, nutricionistas y entrenadores con quienes me encanta compartir información y aprender. Además, como me encanta la lectura, también he disfrutado buenos libros de los cuales he sacado excelentes enseñanzas.

Lo cierto es que, aunque difieren en algunos aspectos, todos los especialistas en el tema de salud coinciden en unos puntos básicos que nos ayudarán a prevenir que el cáncer toque a nuestra puerta, o que al menos lo descubramos muy tempranamente. No hay nada de otro planeta, ni una pastilla milagrosa, ni una hoja sagrada; simplemente hay que seguir un plan de estilo de vida para estar fuertes y sanos. A continuación te comento el plan o puntos básicos adoptamos y que seguimos en casa:

  1. Alimentación natural: Evitamos el consumo de alimentos procesados, además de aderezos, salsas y condimentos artificiales.

  2. Tomar agua filtrada: La cantidad necesaria para el cuerpo y nuestras necesidades individuales evitando consumir sodas, jugos y bebidas artificiales.

  3. Realizar actividad física: Procuramos hacer ejercicio tres veces por semana. Te recomiendo encontrar un deporte o actividad física que disfrutes mucho y te haga feliz al compartir con otros compañeros y entrenadores, para que no te de flojera o pereza porque si es así posiblemente no te mantendrás comprometido.

  4. Limitar el consumo de alcohol y evitar el cigarrillo ya que ambos son toxinas para nuestro organismo.

  5. Hablando de toxinas: Buscamos en las etiquetas de los productos de cuidado personal, para evitar los parabenos, los ftalatos y el aluminio, entre otros. Cuidamos los sartenes de teflón y en caso de que estén rayados o pelados, mejor dejamos de usarlos inmediatamente.

  6. ¡Dormir!: El cuerpo utiliza este tiempo para regenerarse (ojalá rejuvenecer jajaja), sanar y despertar a la mañana siguiente en condiciones óptimas para realizar todas las actividades.

  7. Apagar el celular mientras dormimos y evitar tener el enrutador (router wifi) en la habitación o cerca de la misma.

  8. Hay que encontrar una forma para manejar el estrés y los pensamientos negativos: Lo mejor es tener emociones y pensamientos positivos; eliminar la envidia, los celos, el rencor, las peleas y todos los sentimientos negativos ya que con ellos se producen sustancias llamadas neuropéptidos que afectan la salud.

  9. Procurar también mantener una salud espiritual en buenas condiciones: Agradecer a Dios por todas sus bendiciones y mantener una comunicación fluida con Él.

  10. Visitar al médico principal (las damas también al ginecólogo), agendar una revisión anual de lunares con un buen dermatólogo, planificar la limpieza dental con un odontólogo capacitado y seguir las indicaciones de todos los especialistas.

Este es nuestro plan de acción para un estilo de vida saludable al cual también le hemos incorporado varios hábitos saludables que les iré compartiendo. Al final del camino, se trata de estar en un perfecto balance de nuestro cuerpo, mente y espíritu y de agregar vida a cada día de vida. Recuerda que la decisión de llevar un estilo de vida saludable es individual y nadie puede tomarla por otra persona.

Si te gustó esta entrada, puedes compartirla. Recuerda seguir la cuenta de Instagram @vidaverdementa. Gracias por leerme. Nos vemos pronto aquí.

Sobre este mismo tema, quizás también te pueden interesar algunos de estos contenidos que ya he ampliado anteriormente:

¿Ya tienes tu médico principal?

Estilo de Vida Saludable – Pero ¡Cuidado!

Estilo de Vida Saludable desde DEARsys

Dermatólogo – Lunares “Sospechosos”

La Mamografía – Ultrasonido – Autoexamen de Senos

Desintoxicarnos ¿pero de qué?

Desintoxicarnos ¿pero de qué? Parte II

Cuidando la Salud Bucal – Visitando al Dentista

Salud Masculina