Estilo de Vida Saludable | Pero ¡Cuidado!

Los expertos en salud, nutrición y entrenamiento físico señalan que nuestra salud se basa 80% en nuestra alimentación y 20% en el resto de actividades que hacemos para procurar estar fuertes, sanos y en equilibrio. No sé si tú, pero yo a veces me pregunto por qué van en aumento los índices de obesidad, de diabetes, de enfermedades cardiovasculares, de cáncer, entre otras enfermedades, y no sólo en personas de edad avanzada, sino en niños y adultos jóvenes como nosotros.

Quizás es tiempo de reconocer que algo no estamos haciendo tan bien como pensamos y de considerar que somo personas inteligentes y capaces de hacer cambios positivos para volver a lo básico y aprender de nuevo algunas cosas y tomar mejores decisiones en pro de nuestra salud. En esta entrada les comenté cuál es la realidad de Panamá en indicadores de salud según World Health Organization.

También compartimos la importancia de ir con tu médico principal (lee aquí) a realizarte una revisión para evaluar tu estado de salud actual; y si ya fuiste, muy probablemente te ha dado las recomendaciones que debes seguir al pie de la letra, entre las cuales pueden estar el bajar de peso, dejar malos hábitos, realizar actividad física, manejar tu estrés, por mencionar las básicas.

Lo bueno del caso es que para aprender a llevar un estilo de vida saludable, actualmente hay varias opciones y estoy segura que una de ellas se adapta a tu forma de vida. A algunos les funciona muy bien un plan con un nutricionista, a otros con el yoga, a otros con la medicina natural, a otros con un entrenador personal en un gimnasio y a otros con un Health Coach; en fin hay muchas otras y para todos los gustos; y aunque no conozco todas estas disciplinas, creo que en las más reconocidas capacitan a sus pacientes/clientes sobre la influencia para nuestra salud de la alimentación natural, la actividad física, el estrés, el alcohol, el tabaco y el azúcar; entre otras recomendaciones para un estilo de vida saludable.

Sin embargo, debemos tener muchísimo cuidado en manos de quién depositamos nuestra confianza, ya que muchos pueden decir que son profesionales en su área y no lo son realmente y además del riesgo de perder nuestro tiempo y dinero, también ponemos en peligro nuestra salud.

Las recomendaciones básicas pueden ser:

  • Averigua primero de qué se trata la terapia o tratamiento y cuáles son sus componentes (plan de nutrición, ejercicios, libros de referencia, escritos o seminarios desarrollados por el consultor, exámenes de laboratorios, consultas de seguimiento y demás).
  • Investiga bien sobre los certificados obtenidos por el consultor y las universidades o instituciones que los expidieron.
  • Revisar el tiempo que lleva ejerciendo la especialidad y los resultados obtenidos (busca referencias reales y si son personas que conoces -y no les han pagado por propaganda- es mejor).
  • Mira si la imagen del especialista que te atiende en realidad refleja el estado saludable que buscas.
  • Quizás puedas visitar el lugar antes de hacer una cita y ver las instalaciones, hablar con el personal, preguntar el horario de atención y así haces una evaluación muy general a ver si te hace “click”.
  • Debes llevar una mente abierta (para aceptar que quizás tengas que cambiar lo que haz hecho por más de 30 o 40 años), pero a la vez escéptica (para que después de analizar si tienes dudas, pregunta, vuelve a preguntar, pregunta de nuevo, y evalúa las respuestas).
  • Te deben explicar o advertir sobre síntomas o efectos secundarios que pueden presentarse cuando empiezas a realizar un plan de alimentación saludable y a realizar actividad física adecuada para tu estado de salud.

Huye tan rápido como puedas si escuchas las siguientes afirmaciones:

  • Debes “hacer una dieta” de una semana y recuperarás tu salud. Corre lo más rápido que puedas, porque lo primero es que te deben guiar a NO “hacer ninguna dieta”, sino cambiar tu forma de alimentación.
  • Toma jugos por tres días y te desintoxicarás, purificarás y tendrás energía. Sal corriendo de allí, porque lo que te deben explicar es qué son las toxinas y por qué están en tu cuerpo. Además el proceso de desintoxicación es progresivo y consiste en darle herramientas al cuerpo mismo para que elimine esas toxinas, pero también es dejar ingerirlas. Los jugos no te desintoxicarán solo por tomarlos si al día siguiente sigues con los mismos hábitos.
  • Este producto “natural” sirve para todo. A veces se pueden aprovechar del deseo de las personas por buscar un mejor estado de salud y le colocan la palabra “natural” a todo. Con los productos mágicos que curan todos los males hay que tener mucha precaución. Mucho menos dejes tus medicamentos o tratamientos por recomendación de una persona diferente a tu(s) doctor(es).

Además ten cuidado con:

  • Estilo de Vida Saludable-Pero CuidadoMasajes, drenajes, acupuntura, quiropráctica y todo que esté relacionado a que manipulen tu cuerpo, ya que tiene que ser realizado por personal calificado.
  • La aplicación de sustancias en tu cuerpo (inyecciones), porque también es un procedimiento que tiene que ser realizado por un médico.
  • El uso de productos que se aplican en la piel, se inyectan o se toman y no tienen el debido registro sanitario.

La búsqueda para aprender a llevar un estilo de vida saludable, no es cuestión de “hacer una dieta” extrema que vimos en Internet o que nos dijo una amiga porque tenemos que bajar de peso urgente porque el doctor nos lo indicó; ni tampoco es que ahora todos tenemos que correr un maratón de 42 kilómetros, es precisamente un complemento para procurar tener salud y sentirnos mejor.

Hace unos días tuve la oportunidad de conversar con un consultor de Medicina Natural de Sistema DEAR, y me parecieron muy interesante sus respuestas a preguntas tales como: ¿Se puede llevar un estilo de vida saludable en nuestros tiempos?, ¿Cuáles son los errores más comunes que cometemos a diario y afectan nuestra salud?, ¿De qué se alimentan las enfermedades de nuestros tiempos como el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la obesidad?.

Las respuestas a estas preguntas las compartiré con ustedes muy pronto. Cuéntame si tu complementas tu estilo de vida con alguna disciplina, ¿Qué resultados has obtenido? ¿Qué otras recomendaciones puedes brindar?

Recuerda seguir la cuenta de Instagram @vidaverdementa porque allí te avisaré cuando suba una nueva entrada.

Gracias por leerme. Nos vemos pronto aquí.

Comente :

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.