Mermelada casera de mango | Por menos de 5 centavos

Estamos en temporada de mango, una de mis frutas favoritas no solamente por su delicioso sabor, sino porque también, por sus características, es considerado un alimento antioxidante. Y sabemos que eso significa que nos provee de herramientas para combatir la degradación celular y por lo tanto está relacionado, entre otros beneficios, con el mantenimiento de una piel hermosa y saludable.

No es que el tiempo me sobra, pero me gusta cocinar y muchas veces prefiero estar un poco más en la cocina para poder disfrutar de “comida de verdad” como le llamo yo e ingerir alimentos que no estén en un paquete o que tengan una etiqueta nutricional con ingredientes que no puedo ni pronunciar. Hace unos días, me obsequiaron unos mangos hermosos, los cuales dejé en casa esperando a que estuvieran en su punto exacto para preparar las recetas que más me gustan, entre ellas destaco la mermelada de mango que es tan fácil de preparar y que solo lleva cuatro ingredientes: mango, jugo de limón, agua filtrada y azúcar (no tenía a mano azúcar de coco así que utilicé azúcar turbinada).

Si tienes padres diabéticos, seguramente estás muy clar@ en la diferencia que hay entre azúcar blanca o refinada, edulcorantes artificiales, azúcar morena “falsa”, azúcar turbinada y azúcar sin refinar. Si no estás bien informado sobre estos términos, te recomiendo que investigues con tu doctor o nutricionista o coach de salud, para que puedas comprender la diferencia y tomes la mejor decisión acerca del azúcar que usas en tu casa en base al índice glicémico según cada opción e información científica y confiable brindada por un experto.

Volviendo a nuestra mermelada de mango, ya tienen los ingredientes*, ahora veamos el procedimiento:

  • Trocitos de MangoCortar un mango grande en cuadritos no muy pequeñitos, y colócalos en una olla, de manera tal que los trocitos de mango cubran el fondo.
  • Agregar agua filtrada, la cantidad justa para apenas cubrir el fondo de la olla (ver foto).
  • Agregar dos cucharadas de azúcar (yo usé azúcar turbinada, pero mi favorita es la de coco).
  • Agregar el jugo de medio limón pequeño.
  • Cocinar por 30 minutos o hasta que veas que la mezcla ya tiene la consistencia de mermelada.
  • Colocar en un frasco de vidrio debidamente esterilizado y dejar refrescar para refrigerar.

*Si sigues un sistema o protocolo de alimentación guiado, recuerda ajustar la receta de acuerdo a los ingredientes que debes utilizar.

Esta receta me costó 5 centavos y me rindió para llenar ¾ de un frasco de mermelada del supermercado. ¡S!i, 5 centavos ya que solo puedo tomar el cuenta el costo de las dos cucharadas de azúcar porque realmente los mangos me los regalaron y el limón también. Sobra decir que no se puede calcular el costo del beneficio que obtenemos al evitar consumir mermeladas comerciales a las cuales les han adicionado otros elementos y mucha azúcar. Entra aquí para que veas los números de Panamá según World Health Organization, que indican que el 11% de nosotros, los adultos panameños mayores de 25 años, tienen una glucosa en sangre elevada.

En casa disfrutamos de esta delicia poniéndole encima a los riquísimos pancakes. Próximamente también les dejaré por aquí esa receta.

¿Cuál es tu mermelada favorita? ¿Hiciste alguna mermelada casera antes? ¿Haces alguna receta con el mango de temporada?

Recuerda seguir la cuenta de Instagram @vidaverdementa porque allí te avisaré cuando suba una nueva entrada.

Gracias por leerme. Nos vemos pronto aquí.

Comente :

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.