Otra versión de arroz con pollo | US$ 2.70 por porción

Me encanta el arroz con pollo y jamás podré olvidar la receta que preparaba mi mamá en casa. Por cierto, cuando me mudé para ir a estudiar a la universidad, ya sabía cocinar porque ella me enseñó, pero igualmente me entregó en una carpeta unas hojas escritas por ella misma a mano, que contenían las recetas que más me gustaban para que las tuviera siempre de referencia. Por supuesto que entre esas hojas estaba la receta de su famoso arroz con pollo. Todavía hoy conservo esos escritos con mucho cariño y aunque esta receta de hoy no es la misma, la esencia del principal ingrediente no ha cambiado: EL AMOR que hay que ponerle a cada plato.

Esta receta ha sido el resultado de un par de ensayos, y después de unos ajustes conseguí esta versión. Por supuesto que cada uno puede incorporarle su toque personal. En nuestra casa esto es visto y devorado; es tan delicioso que explotan las papilas gustativas ja ja ja. Todos los ingredientes los dejo cortaditos en la nevera antes de irme al trabajo y al medío día me toma menos de 10 minutos armar el almuerzo. Hay que resaltar que este arroz con pollo no lleva arroz sino coliflor.

Ingredientes* para el arroz con pollo “de coliflor” (rinde dos porciones grandes):

  • 1/2 coliflor grande bien lavado y pasado por el procesador de alimentos hasta que quede triturado.
  • 1/2 cebolla mediana cortada en trocitos (usé cebolla morada).
  • 1 tallo mediano de apio cortado en trocitos.
  • 1 pimentón mediano cortado en trocitos (usé pimentón verde porque era el que tenía ese día).
  • 1/2 zanahoria cortada en trocitos o rayada.
  • 2 dientes de ajo (yo los paso por el rayador).
  • 1 cucharadita de aceite de coco (1/2 cucharadita en un sartén y 1/2 cucharadita en otro sartén).
  • Sal rosada y paprika al gusto (mejor si es sal del Himalaya, pero si no tienes al menos utiliza una que no contenga aluminio).
  • 2 porciones de pollo con cúrcuma desmechado que ya tenía preparado de la noche anterior (pronto les compartiré esta receta).

*Si sigues un sistema o protocolo de alimentación guiado, recuerda ajustar la receta de acuerdo a los ingredientes que debes utilizar.

 Procedimiento:

  1. En un sartén saltear el coliflor procesado, con 1/2 cucharadita de aceite de coco, por unos 3-4 minutos a fuego medio-bajo, vigilando que no se pegue ni queme. Agregué sal rosada y paprika para condimentar y dar un poquito de color, respectivamente.
  2. En otro sartén primero sofreír la cebolla con la 1/2 cucharadita de aceite de coco, hasta que quede transparente. Una vez la cebolla está en su punto agrego la zanahoria en cuadritos (si es rayada la agrego cruda al final), el apio y el pimentón. Revolver bien y dejar cocinar a fuego medio-bajo por 3-4 minutos, vigilando. Pasado este tiempo, agrego una pizca de sal rosada y el ajo rayado. Revolví todo. Entonces incorporé el pollo desmechado y el coliflor ya salteado poco a poco hasta que todos los ingredientes se juntaron y conocieron. Apagar el fuego.
  3. Servir. En este caso para servir, yo coroné el arroz con pollo con medio aguacate pequeño que estaba en el punto perfecto para comer. ¡Y listo! También le puedes incorporar pistachos o almendras en tajaditas.

Como a mí me gustan los números, el costo de esta receta (sin el aguacate para servir) es de US$ 2.70 por porción (dos dólares con setenta centavos). Esta receta rinde para 2 porciones grandes. No tengo idea de cuántas calorías tiene, porque no contamos calorías en casa, pero sí sé que los ingredientes que lleva son mayormente de beneficio para mi cuerpo.

Si te gustó esta receta, puedes compartirla y añadirle tu toque personal. Recuerda seguir la cuenta de Instagram @vidaverdementa. Gracias por leerme. Nos vemos pronto aquí.