Pechuga de pavo a mi estilo

En mi lista de compras pudiste notar que en casa consumimos proteína animal. Personalmente, me gusta más el pollo y pescado (salmón), después el pavo y de vez en cuando chuletas de cerdo y muy poca carne roja. En esta entrada te muestro cómo a mí me gusta preparar la pechuga de pavo en casa y no esperar hasta navidad para meter un pavito al horno je je je.

Ingredientes* para preparar pechuga de pavo:

  • Pechuga de pavo sin huesos, de 3 libras. La que tienen en el área de congelados del supermercado.
  • 1 limón grande.
  • Sal (Himalaya) y pimienta en grano recién molida. Al gusto.
  • A mi estilo, hago una mezcla de: Cinco especias chinas, ajo en polvo, paprika y un toque de curry. Puedes hacerlo con una variedad de opciones para darle un sabor delicioso, pero siempre prefiere condimentar con sabores o ingredientes naturales.

Además necesitarás un recipiente para horno y es preferible que cuentes con un medidor de temperatura para alimentos para corroborar cuando está cocida.

*Si sigues un sistema o protocolo de alimentación guiado, recuerda ajustar la receta de acuerdo a los ingredientes que debes utilizar.

Procedimiento para preparar la pechuga de pavo:

  1. Descongela la pechuga de pavo según las instrucciones. Yo la coloco del congelador a la refrigeradora según el tiempo estimado.
  2. Una vez descongelada, abro el paquete con cuidado de no romper la malla que viene alrededor de la pechuga de pavo. Ese producto viene con un paquetito de salsa o algo tipo gravy que personalmente nunca he utilizado. No tengo idea a qué sabe.
  3. Precaliento el horno a 350ºF.
  4. Coloco la pechuga de pavo en un recipiente apto para horno y ajusto la malla si es necesario. 
  5. Corto el limon a la mitad y lo exprimo y unto por toda la pechuga de pavo para que quede bien impregnada del jugo del limón.
  6. Agrego la sal, pimienta y los demás condimentos haciendo un ligero masaje.
  7. Coloco la pechuga de pavo en el horno y espero a que la temperatura interna sea de 165ºF. Eso lo puedes verificar con un medidor de temperatura de alimentos. Si no cuentas con uno, en el paquete se indica el tiempo de cocción aproximado que tomará así que te puedes guiar fácilmente con el reloj y verificar que esté cocida.
  8. Retiro del horno y dejo reposar y refrescar antes de cortar.
  9. ¡Y listo! Al momento de servir la pechuga de pavo a mi estilo, lo que hago es incorporarle alguna otra salsa que tengo ya preparada, ya sea un toque de salsa de tomate o mi favorito el pesto de albahaca hecho en casa (como en la foto de inicio de esta entrada). El sabor es increíblemente delicioso.
Primero, el jugo de un limón

 

Luego, incorporar los condimentos.

 

Cuando está lista, dejar refrescar y cortar.

 

Ojalá te animes a preparar en casa esta receta de pechuga de pavo y añadirle tu propio toque personal. Puedes pasar por mi cuenta de Instagram @vidaverdementa y verás un poco más de mí, además de datos, ideas e información adicional. Si deseas escribirme, utiliza el formulario de contacto. Nos vemos pronto aquí.

Por favor toma un momento para contestar mi pregunta del sondeo. Si estás en un computador, encuéntrala a la derecha de esta página. En tu celular, estará al final de este escrito. ¡Gracias por tu tiempo!

También te puede interesar:

Pollo con cúrcuma

Puré de camote

Palitos de zucchini

Si te gustó esta entrada, puedes compartirla utilizando los siguientes botones: