Pollo con cúrcuma | US$ 1.45 por porción

La cúrcuma, el jengibre y el culatro encabezan la lista de mis condimentos favoritos para mi cocina-laboratorio. Solamente con ver su color llamativo se abre el apetito. En esta oportunidad les comparto una receta muy sencilla y versátil que me encanta porque puedes invitar a otra persona a que te acompañe en el proceso de preparación y así compartes, te ríes, disfrutas y agregas más amor y vida a tu plato.

Particularmente me gusta tomar la cúrcuma a veces en las noches con leche vegetal caliente (lo que se conoce como leche dorada), en el desayuno la combino también con huevos y les da un sabor fuera de este mundo. En esta oportunidad te comparto una receta de pollo desmechado que suelo prepararlo a menudo por su sabor y versatilidad ya que puedo usarlo en un desayuno con un aguacate en su punto perfecto de madurez; o en un el almuerzo con vegetales salteados o en una cena sobre una ensalada verde y cruda o con una berenjenas a la parrilla, en fin tú decides cuál es el límite. 

Dos porciones de esta preparación las utilicé para armar la otra versión de arroz con pollo que les compartí la semana pasada (ver receta aquí).

Ingredientes*: 

  • Pollo (en esta ocasión utilicé filete de pechuga deshuesado, pero lo he preparado también con muslos y encuentros. Puedes probar opciones y ver con cuál te gusta más. Yo tenía 4 filetes de pechuga y con eso preparé esta receta de hoy.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • 2-3 cucharaditas de cúrcuma molida.
  • Pimienta negra recién molida.
  • 3/4 taza de salsa de tomate natural (ver receta aquí).
  • 2 cucharadas de coconut aminos (opcional).
  • Para hervir el pollo: 1 cucharada de sal rosada (Himalaya, pero si no tienes utiliza al menos una que no contenga aluminio).
  • 2 limones. También para hervir el pollo.

*Si sigues un sistema o protocolo de alimentación guiado, recuerda ajustar la receta de acuerdo a los ingredientes que debes utilizar.

Procedimiento:

  1. En una olla coloco suficiente agua filtrada y la sal rosada. Espero a que hierva para agregar los filetes enteros y el jugo de los dos limones. Sancocho los filetes, apago el fuego y boto el agua (en esta ocasión el pollo no era de patio ni orgánico).
  2. Espero a que se refresque un poco para no quemar mis dedos. En este punto es donde puedes invitar a alguien a que te acompañe para desmechar los filetes, tu esposo o esposa, tus hijos o alguien que esté disponible para ayudarte en ese momento. Esto le aporta alegría y compañerismo a la preparación de este plato. La técnica que uses para desmechar es la que más te guste, los dedos, dos tenedores, lo que sea, pero que quede en pedacitos. Reservar de lado el recipiente con el pollo desmechado.
  3. Pollo con cúrcuma2En una sartén grande donde cabe todo el pollo en el fondo, primero agrego el aceite de coco, la cúrcuma y un poco de pimienta negra recién molida y revuelvo hasta formar una pasta. El color de la misma es increíble (ver imagen de la pasta de cúrcuma). Voy agregando poco a poco el pollo desmechado a la sartén para que se impregne de esa pasta.
  4. Agrego la salsa de tomate natural y el coconut aminos y revuelvo hasta que todos los ingredientes se conozcan y estén contentos y a gusto. Si vas a servir enseguida, puedes encender la sartén a fuego bajo para que se caliente un poco el pollo, cuidando de no calentar tampoco demasiado tiempo ya que lo que queremos es aprovechar todos los beneficios de la cúrcuma, para lo cual mucho tiempo de cocción no es lo mejor.
  5. ¡Y listo!. En la foto serví con medio aguacate que estaba en su punto óptimo, para un desayuno de campeona ja ja ja. Arriba le coloqué un poquito de albahaca y orégano para ese toque que me encanta.

El costo por porción de este pollo con cúrcuma es de US$ 1.45 porque rindió para 8 porciones.

Espero que te guste y agregues tu toque personal. Recuerda seguir la cuenta de Instagram @vidaverdementa. Gracias por leerme. Nos vemos pronto aquí.