Mi rutina facial nocturna

Después de un día de trabajo, computadora, reuniones, tráfico, recetas y tareas domésticas; añoro la llegada de la noche para tomar un buen libro o ver una buena película; no sin antes tomarme esos minutos para mi rutina facial nocturna. Hoy comparto contigo los productos que tengo a mano para consentirme un poquito y preparar la piel de mi rostro para descansar.

Mi rutina facial matutina

La mejor forma de empezar el día, es dando gracias a Dios por permitirnos ver el sol y disfrutar de pequeños detalles como cepillarnos los dientes y bañarnos por nosotros mismos, porque muchos no lo pueden hacer. Además, también necesitamos de una rutina de limpieza y tratamiento para nuestro rostro que nos permita lucir y sentirnos guapas todo el día.