5 cosas que alguien debió decirme antes de empezar este viaje

Mi viaje hacia un estilo de vida saludable y balanceado, hasta el momento, ha estado lleno de aprendizaje, vivencias y de información muy interesante; sin embargo, no ha sido nada fácil. Mi viaje ha tenido altas y bajas, pero sigue siendo un camino muy edificante y divertido. Como quiera que sea, hay 5 cosas que alguien debió decirme antes de empezar este viaje, y quiero comentarlas contigo hoy.

5 cosas que alguien debió decirme antes de empezar mi viaje hacia un estilo de vida saludable

1.Es un viaje individual.

Si has leído varias entradas de este blog, te habrás encontrado con esta frase que repito frecuentemente. Lo cierto es que, otra persona no puede tomar la decisión por ti, ni tampoco es responsable por tus acciones. Somos adultos jóvenes en busca de un estilo de vida que nos permita tener salud y envejecer dignamente. Es una decisión personal y un viaje individual, es algo que trato siempre de tener muy presente en mi mente porque me ayuda a escoger la opción que mejor beneficia a mi estilo de vida, y también evito juzgar las decisiones de otras personas.


2. Es importante rodearse de gente con actitud positiva y que nos apoyen para seguir el camino.

Aunque es un viaje individual, somos seres humanos y necesitamos sentir ese apoyo sincero de alguien que nos ama y quiere que estemos bien. Nada como una llamada telefónica de una amiga que te comparte una receta saludable que puedes ajustar a tu modo de alimentación; ese apoyo de tu pareja cuando estás cansada y no tienes motivación para hacer ejercicio, pero sus palabras te animan a seguir con disciplina, y ese familiar que te felicita por lo bien que estás haciendo por tu bienestar y hasta te comparte remedios naturales.

También haremos nuevas amistades que comparten el mismo interés que uno, y que de forma positiva podemos ayudarnos unos a otros.


3. No hay un ejercicio, pastilla, ingrediente o dieta mágica.

Todos somos diferentes. Olvídate de usar sin autorización médica una “dieta” porque la viste en una revista o le funcionó a una estrella de la televisión; o la pastilla milagrosa que te recomendó tu amiga; o el té de equis hoja que te va a limpiar o desintoxicar lo que te llevó años de malas decisiones acumular.

Pues en este camino nos toca abrir los ojos y asesorarnos con profesionales que no pongan en riesgo nuestra salud. Los resultados de tus laboratorios y tu evaluación médica son importantes para que un buen nutricionista te adapte un plan de alimentación de acuerdo a tus indicadores de salud y tus requerimientos. Un entrenador calificado también te va a modificar los ejercicios según tus características individuales e irá progresando. 

El uso de remedios e ingredientes naturales, en mi concepto, es bueno porque Dios dejó en la naturaleza poderosas opciones que los humanos utilizamos desde hace muchos años para aprovechar los beneficios que aportan a la salud. Sin embargo no olvidemos realizarnos un chequeo médico periódicamente para comprobar nuestro estado de salud, alimentarse saludablemente y hacer ejercicio.


4. Hay que ponerse en “modo creativo”.

El modo creativo nos aflora en esos momentos cuando hay pocos recursos (humanos, insumos o económicos) y necesitamos completar un objetivo. Todos tenemos la capacidad de salir adelante ante una situación inesperada, por lo que si nos faltan ingredientes para una receta, podemos resolver sustituyendo con otros ingredientes o intentando una receta nueva con lo que tenemos a mano.

Si no queremos gastar mucho dinero, vamos a los mercaditos a comprar productos frescos y  económicos. No queremos caer en tentación en la calle, entonces tenemos a mano un snack que nos guste y que sea saludable. Si no somos buenos en la cocina, aprendemos bien un par de recetas fáciles, que saquen de apuro y nos gusten.

No puedo pagar un gimnasio, pero podemos probar con opciones de ejercicios que son gratuitas o con bajo costo. Si no me gusta el gimnasio, también hay muchas opciones que podemos probar hasta encontrar la que más nos guste y nos haga estar contentos y motivados para ir a hacer ejercicios

En fin…el límite lo ponemos nosotros con nuestras excusas.


5. En el camino hay tropiezos y críticas.

Esto es súper loco, pero para mí es lo menos importante (por eso lo puse en quinto lugar). Resulta que uno se enfoca en hacer lo mejor por vivir saludablemente, y no falta un familiar, amigo o compañero de trabajo que critica las buenas acciones que uno está haciendo por vivir saludablemente (ir al médico, consultar un buen nutricionista, hacer ejercicio, entre otras); sin saber  todo lo que nos cuesta tratar de hacer las cosas bien

Así que lo mejor es RESPIRAR profundamente, y volver al punto 1. Es un viaje individual. Con esto uno visualiza sus objetivos y sin prestar atención, seguimos adelante.

Además por supuesto que llegará el día en el que nos falta la disciplina y la motivación para hacer ejercicio y/o para preparar las recetas de nuestro plan de alimentación; para esto, volvemos al punto 2, 3 y 4. 


Ojalá que esta entrada te sea de utilidad para que juntos podamos motivarnos y seguir en este viaje hacia un estilo de vida saludable y balanceado. Puedes pasar por mi cuenta de Instagram @vidaverdementa y verás un poco más de mí, además de datos, ideas e información adicional. Si deseas escribirme, utiliza el formulario de contacto (me llega un email directo). Nos vemos pronto aquí.

También te puede interesar:

5 cosas para la maleta de estilo de vida saludable

Estilo de vida saludable ¿Qué es lo más difícil?

Bullying y estilo de vida saludable

Si te gustó esta entrada, puedes compartirla utilizando los siguientes botones: