Exfoliante de café hecho en casa

Tomo muy poco café, solamente un capuchino social (para echar cuentos) con mi papá o mi esposo. Sin embargo para uso tópico sí me apunto a utilizar café; y a aprovechar los beneficios naturales que puede aportar a nuestra piel, y por lo cual es ampliamente conocido. Yo tengo mi exfoliante de café favorito, pero cuando se me acaba, pues preparo este exfoliante de café hecho en casa.

El café como bebida para consumir, tiene sus fans y sus detractores. Yo no me considero ni uno ni otro. Lo cierto es que es excelente como medio para exfoliar la piel y huele delicioso. En un montón de productos de belleza y estética, incluyen el café e inclusive en tratamientos reductores y anticelulitis; pero vamos, el café no puede hacer milagros por sí solo. Necesitamos alimentación adecuada, hacer ejercicios, tomar agua y hábitos saludables para cuidar de nuestro hermoso templo que es el cuerpo.

Durante una exfoliación, removemos las células muertas de la piel, dejando ver un aspecto renovado y radiante. Recordando aplicar un buen humectante después de un procedimiento de exfoliación. Cabe mencionar que solamente utilizo este este exfoliante en el cuerpo ya que en el rostro trato siempre de no exfoliar demasiado y prefiero hacerme una mascarilla más específica para mi tipo de piel, al menos una vez por semana en casa.

Exfoliante de café. Ingredientes:

  • 6 cucharadas de café en grano (me gusta comprarlo en grano y molerlo en casa en un molinillo de café).
  • 4 cucharadas de azúcar morena.
  • 6 cucharadas de aceite de coco (preferible, sin olor).
  • Opcional: Unas gotas de aceite esencial. Puede ser naranja, cedro, geranio, rosas, o el que más te guste para la piel.

Procedimiento:

  1. Coloco el café molido en un recipiente suficientemente grande. 
  2. Agrego el resto de los ingredientes y revuelvo con una cuchara hasta conseguir la consistencia deseada (como unos grumos suaves).
  3. Vierto la mezcla en un recipiente de vidrio, bien limpio y con tapa.
  4. ¿Y listo! Lo uso y lo que queda lo guardo bien tapado en la nevera hasta la próxima semana que seguro ya lo gasto.
Moler el café en grano hasta conseguir un polvo fino.

 

Café recién molido.

 

Colocar el café molido en un recipiente para mezclar con el resto de ingredientes.

 

Agregar azúcar morena, aceite de coco y opcional unas gotas de aceite esencial.

 

Listo. Guardar en frasco de vidrio limpio y con tapa.

 


Como buena ingeniera industrial, alerta a la seguridad del entorno; te recomiendo que tengas cuidado en la ducha cuando utilizas productos con aceite, por ejemplo este exfoliante que lleva aceite de coco; ya que cuando aclaramos el producto, el aceite puede dejar residuos en el piso.

Recuerda que no hay mejor producto de belleza en el mundo que una sonrisa que refleje una vida balanceada y la paz interna que viene de Dios.

Ojalá te animes a preparar un exfoliante natural para el cuerpo en tu casa. Puedes pasar por mi cuenta de Instagram @vidaverdementa y verás un poco más de mí, además de datos, ideas e información adicional. Si deseas escribirme, utiliza el formulario de contacto (me llega un email directo). Nos vemos pronto aquí.

También te puede interesar:

Mis tips para antes de dormir

Mi rutina facial nocturna actual

Uso de aceites esenciales para cuerpo, rostro y cabello

Si te gustó esta entrada, puedes compartirla utilizando los siguientes botones: